FANDOM


FIDEL EN EL PODEREditar

Fidel Castro. Discurso del Mandatario. Revisado en: 2010, 21 de septiembre. [En línea]. www.cuba.cu. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1960/esp/f020960e.html "¿Quién iba a poner las fábricas para los cientos de miles de cubanos que estaban sin trabajo? Y como la población cubana crecía, y como cada año más de 50 000 jóvenes arribaban a la mayoría de edad, ¿de qué iban a vivir? ¿De qué iba a vivir la población creciente de nuestra patria? ¿De qué iban a vivir los campesinos, los hijos de los campesinos, cuando ellos no tenían ni trabajo ni tierra? ¿De qué iba a vivir una población que se multiplicaba, y cuyo crecimiento humano era mucho mayor que el crecimiento de su industria y de su economía?


El pueblo carecía de todas las oportunidades. ¡Ah, el hijo del campesino, o el hijo de un obrero, el hijo de una familia humilde cualquiera, muy difícilmente podía aspirar a llegar a ser algún día un profesional, un médico, un ingeniero, un arquitecto o un técnico universitario! Había hijos de familias pobres que, a costa de extraordinarios sacrificios, podían llegar a los estudios superiores, pero la inmensa mayoría de los hijos de nuestras familias muchas veces no tenían oportunidad siquiera de aprender las primeras letras, y había regiones enteras de Cuba donde nunca habían visto un maestro. Nuestro pueblo no tenía acceso sino al trabajo, ¡si lo encontraba! Para nuestro pueblo quedaba siempre lo peor; para nuestro pueblo no había nunca un campo de recreo; para nuestro pueblo no había nunca una calle; para nuestro pueblo no había nunca un parque, y había muchos pueblos donde si había algún parque, a unos ciudadanos —los ciudadanos negros—, no los dejaban pasear en ellos (APLAUSOS).


Eso fue lo que encontró la Revolución al llegar al poder: un país económicamente subdesarrollado, un pueblo que era víctima de todo género de explotación. Eso fue lo que la Revolución encontró después de una lucha heroica y sangrienta. Y las revoluciones no se hacen para dejar las cosas como están; las revoluciones se hacen para rectificar todas las injusticias. Las revoluciones no se hacen para proteger y apañar privilegios; las revoluciones se hacen para ayudar a los que necesitan ser ayudados; las revoluciones se hacen para implantar la justicia, para ponerle fin al abuso, para ponerle fin a la explotación. Y nuestra Revolución se hizo para eso, y con ese fin cayeron los que cayeron. Y para lograr ese propósito se hicieron tantos sacrificios.


La Revolución venía a arreglar la patria; la Revolución venía a hacer lo que hacía mucho tiempo que cada cubano estaba pidiendo que se hiciera. "


Freedom in the World Comparative and Historical Data - Country ratings and status. Revisado en: 2010, 21 de septiembre. [En línea]. www.freedomhouse.com. Disponible en: http://www.freedomhouse.org/template.cfm?page=439 [201Cuba




Entrevista a disidente cubano José Ubaldo a su llegada a Chile. Revisado en: 2010, 21 de septiembre. [En línea]. www.youtube.com. Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=ZDVzMOAu2Ro

thumb|left|300px














Promesas pospuestas. Revisado en: 2010, 21 de septiembre. [En línea] www.desdecuba.com. Disponible en: http://desdecuba.com/index.php?option=com_content&task=blogcategory&id=18&Itemid=41 "Al arribar el 1 de enero al 50 aniversario del triunfo de la revolución, que fuera apoyada con gran ilusión por la mayoría del pueblo, Cuba se encuentra sumida en el cataclismo más profundo y abarcador de su historia. El poder absoluto con aspiraciones de perpetuidad se afianzó mediante la manipulación sagaz, la represión, la desintegración de las familias, la destrucción de los valores espirituales, la dependencia económica respecto a otros países y la subversión política exterior. Los cubanos fueron cediendo los derechos a expresar sus ideas y participar en la toma de decisiones bajo presión política o el engaño de que se les confería el privilegio de la educación, salud pública y seguridad social gratuitas."


Falsa información. Revisado en: 2010, 21 de septiembre. [En línea] www.desdecuba.com Disponible en: http://desdecuba.com/index.php?option=com_content&task=view&id=113&Itemid=40 "La propaganda oficial habla mucho de la subvención de la canasta básica de alimentos vendida a través del racionamiento –que hoy satisface menos del 50,0% de las necesidades mínimas de una persona, según informaciones oficiales-, pero no reconoce la subvención de los trabajadores al Estado por el cobro de salarios muy por debajo de los niveles internacionales. Cuestión que ahora empeora con la existencia de un fuerte proceso inflacionario con significativas elevaciones de los precios de la leche, jabón, aceite comestible, alimentos en general, transporte y combustible."


Sánchez, Yoani. Hospitales, ¿lo llevas todo?. Revisado en: 2010, 21 de septiembre [En línea]. www.desdecuba.com/generaciony. Disponible en: http://www.desdecuba.com/generaciony/?s=hospitales&submit.x=0&submit.y=0&submit=Search [2008, 1 de noviembre]. "Un cubo en una mano, la almohada bajo la axila y el ventilador apoyado en el hueso de la cadera. Entro por la puerta del hospital oncológico y la mochila que me sobresale sobre el hombro no deja ver mi rostro al custodio. Poco le importa, pues el hombre está acostumbrado a que las familias de los pacientes deben llevarlo todo, así que mi barroca estructura de aspas, cubo y fundas, no lo inmuta. Él no lo sabe todavía, pero en una bolsa que me cuelga de algún lado le he traído un pan con tortilla, para que me deje quedarme fuera del horario de visita.

Llego a la sala y Mónica sostiene la mano de su madre, cuyo rostro está cada vez más demacrado. Tiene cáncer en el esófago y ya hay poco que hacer, aunque la señora aún no lo sabe. Nunca he entendido esa negativa de los médicos a informarle a uno –directamente– cuán poco tiempo queda para el final; pero respeto la decisión de la familia, aunque no me sumo a la mentira de que pronto estará bien.

La sala tiene una luz tenue y en el aire se huele el dolor. Comienzo a desempaquetar lo que he traído. Saco la bolsita de detergente y el aromatizante con los que limpiaré el baño, cuyo “aroma” lo inunda todo. Con el cubo podremos bañar a la señora y descargar la taza, pues la válvula de agua no le funciona. Para el gran fregado traje un par de guantes amarillos, temerosa de los gérmenes que puede pescar en aquel hospital. Mónica me conmina a seguir desempacando y extraigo la cantina de la comida y un purecito especial para la enferma. La almohada ha venido de maravilla y el juego de sábanas limpias logra tapar el colchón, manchado con sucesivos efluvios.

Lo mejor recibido es el ventilador, que conecto a dos cables pelados que asoman desde la pared. Sigo desembalando y llego a la jabita con los materiales médicos. He conseguido unas agujas adecuadas para el suero, pues la que tiene en el brazo es muy gruesa y le produce dolor. También compré algo de gasa y algodón en el mercado negro. Lo más difícil –que me ha costado días e increíbles canjes– es el hilo de sutura para la cirugía que le harán mañana. Le traje además una caja de jeringuillas desechables, pues puso el grito en el cielo cuando vio a la enfermera con una de cristal.

Para la distracción, he cargado con una radio y a una paciente cercana le han traído un televisor. Mi amiga y su mamá podrán ver entonces la novela, mientras yo busco al médico y le entrego un regalo enviado por el esposo de la enferma. Al llegar la hora de dormir, una cucaracha atraviesa la pared cercana a la cama y me acuerdo que también traje un spray contra insectos. En la mochila todavía me quedan algunas medicinas y un regalito para la muchacha del laboratorio. El dinero lo tengo en el bolsillo, pues las ambulancias son para casos muy críticos y cuando la envíen –desahuciada– a casa, tendremos que tomar un Panataxi.

Frente a nuestra cama hay una viejita que se come la sopa aguada que le ha dado el personal del hospital. Alrededor de su cama no hay ningún bolso traído por la familia y no tiene almohada para apoyar la cabeza. Pongo el ventilador de una forma que ella también reciba el fresco y le hablo sobre la llegada de otro huracán. Sin que se dé cuenta toco la madera del marco de la puerta, no sé muy bien si para expulsar el miedo a la enfermedad o el espanto ante las condiciones del hospital. Una mujer pasa gritando que vende panes con jamón para los acompañantes y yo me encierro en el baño, que huele a jazmines después de mi limpieza."


Cuba: La maquinaria abusiva de Fidel Castro se mantiene intacta. Revisado en: 2010, 21 de septiembre. [En línea]. ww.hrw.org. Disponible en: http://www.hrw.org/spanish/docs/2008/02/19/cuba18107.htm [2008, 18 de febrero]. "Aun si Castro ya no se encuentra al mando, la maquinaria represiva que él construyó a lo largo de casi medio siglo se mantiene completamente intacta. Hasta que eso no cambie, es poco probable que se produzcan avances concretos con respecto a los derechos humanos en Cuba."


Testimonio de un cubano. Revisado en: 2010, 21 de septiembre. [En línea] Internet Política, Cuba. Disponible en: http://internetpolitica.com/valores-y-corrientes/testimonio-de-una-cubana-sobre-la-dictadura-de-castro/ "De la pobreza: En Cuba existen dos elites sociales , el pueblo y los dirigentes , el pueblo pasa penurias , hambre , miserias , necesidades , viviendo en condiciones miserables , donde las necesidades básicas no son cubiertas , desde un tubo de pasta de diente hasta las toallas intimas de la mujer se convierten en artículos de lujo y muy difíciles de conseguir , las condiciones de las viviendas son miserables , encuentras familias enteras viviendo en pequeñas habitaciones con muy malos sistemas de salubridad , puedes estar hasta dos semanas sin agua ,ves familias enteras haciendo cola frente a una pipa (camión de agua) con cubos latas o cualquier cosa para poder llevar un poco de agua a su casa , todo esto acompañado de los apagones , tán comunes en Cuba ,donde el calor es asfixiante y no se puede dormir sin un ventilador , los alimentos escasos y siempre los mismos , cinco libras de arroz , chicharos , huevo y cada tres meses unas tres onzas de carne por persona o media libra de pollo , todo eso controlado estrictamente por el gobierno con la famosa libreta de abastecimiento que después de 47 años sigue siendo la madre de las penurias y desesperanzas del pueblo de Cuba , donde el problema de la comida es cosa muy grave y no cosa de juego donde nuestros padres se arriesgan el pellejo yendo a los campos y comprarle a los campesinos “En Bolsa Negra” unas pocas viandas para poder solventar el hambre de los hijos, puedo llenar páginas enteras en todas las necesidades que pasa el pueblo de Cuba."


Historia de víctima del castrismo. Revisado en: 2010, 21 de septiembre. [En línea] Orlando Zapata Tamayo, blogspot. Disponible en: http://orlandozapatatamayo.blogspot.com/ [2010, 20 de septiembre] "Yili, como cariñosamente le llamamos todos, de 4 años de edad y abandonada por su madre con solo días de nacida, presencio el tenebroso Acto de Repudio dado a su padre el 3 del presente, al negarse a pagar una multa que se le impuso por escribir letreros antigubernamentales en la fachada de su vivienda, y como pasado dos días, fue arrestado violentamente y llevado a prisión.

La niña, con su padre preso al que no puede ver, y por otra parte sus hermanos de lucha e ideas, a quienes no se nos permite visitarla, y ni tan siquiera conocer con exactitud el Orfanato donde la tienen recluida, sufre la ausencia de su Mamita, como cariñosamente lo llama.

Teniendo en cuenta la tortura psíquica y mental a la que esta siendo sometida la pequeña, la cual puede poner en peligro su salud y vida, las ejecutivos de este movimiento acudimos a esta prestigiosa Convención, para que interceda ante el régimen de Cuba por la salud psíquica de la menor y se le ponga fin al injusto encierro de su padre cuyo único crimen fue hacer uso de su libertad de expresión."


Sánchez, Yoani. Entre dos muros. Revisado en: 2010, 21 de septiembre [En línea]. www.desdecuba.com/generaciony. Disponible en: http://www.desdecuba.com/generaciony/?s=conexion+a+internet&submit.x=0&submit.y=0&submit=Search [2010, 11 de agosto]. "Finalmente, me siento en la silla de un hotel, abro la laptop y miro hacia ambos lados. Al verme, el guardia de seguridad musita un breve “ya llegó” en el micrófono prendido a su solapa. Después aparecerán algunos turistas, mientras mi dedo índice acciona el mouse a toda velocidad para optimizar los pocos minutos de acceso a Internet. Es la primera vez en diez días que logro zambullirme en la gran telaraña mundial. Un listado de proxys me ayuda con las páginas censuradas y la portada de Generación Y la veré desde un servidor anónimo, puente hacia sitios prohibidos. En tres años, me he vuelto especialista en las conexiones lentas, minusválidas y vigiladas de los cibercafé públicos. A tientas, administro un blog, emito tweets de los que no puedo leer respuesta, gestiono una cuenta de email casi colapsada.

Después de saltarnos las limitaciones para llegar hasta el ciberespacio, los cubanos comprobamos que la censura nos atenaza desde dos lados diferentes. Uno proviene de la falta de voluntad política de nuestro gobierno para permitir en esta Isla el acceso masivo a la red de redes. Se materializa en blogs y portales filtrados y en prohibitivos precios para una hora de chapaleteo en la WWW. El otro –doloroso también– es el de los servicios que excluyen a los residentes en nuestro país bajo la justificación del anacrónico bloqueo/embargo. Ingenuos son quienes creen que limitar para mis compatriotas las funcionalidades de sitios como Jaiku, Google Gears, Appstore, tendrá algún efecto sobre las autoridades de mi país. Sepan que quienes nos gobiernan tienen antenas satelitales en sus casas, banda ancha, Internet full, iPhone llenos de aplicaciones, mientras nosotros –los ciudadanos– nos tropezamos con una pantalla que aclara “este servicio no está disponible para su país”.

Como mismo esquivamos las restricciones de aquí adentro, también nos colamos por la verja cerrada de quienes nos excluyen desde afuera. Por cada candado que nos ponen hay un truco-ganzúa que lo abre. Pero no deja de frustrarme que después de evadir a los segurosos en los bajos de mi casa, de pagar por una hora de Internet el tercio de un salario mensual, de ver la ojeriza en la cara de los custodios de los hoteles, de comprobar que Revolico, Cubaencuentro, Cubanet y DesdeCuba siguen bajo la larga noche de las webs censuradas, me voy y tecleo –como un conjuro de alivio– una URL y en lugar de abrirse me aparece el muro que han levantado al otro lado."


Recuerdo a las víctimas del castrismo. Revisado en: 2010, 21 de septiembre. [En línea]. www.youtube.com. Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=ZDVzMOAu2Ro


thumb|left|300px













Continúa presión del gobierno a familiares de presos que se niegan a abandonar la isla. Revisado en: 2010, 21 de septiembre. [En línea]. www.damasdeblanco.org. Disponible en: http://www.damasdeblanco.org/index.php?option=com_content&view=article&id=465:continua-presion-del-gobierno-a-familiares-de-presos-que-se-niegan-a-abandonar-la-isla&catid=1:archivo-noticias&Itemid=5 [2010]. "Bertha Soler denuncia que su hijo de 15 años fue detenido por la policía a la salida de la escuela acusándolo de algo que no hizo. Fue insultado y amenazado con llevarlo a prisión al igual que a su padre. Tras permanecer 5 horas detenido, fue recogido por su madre en la Unidad de la policía. Bertha ha explicado que tanto ella como su esposo piensan que es una forma de presión para que Ángel Moya, que se ha negado a abandonar Cuba, y aún permanece en prisión, acepte salir para España en el destierro."


Espinoza Chepe, Oscar. De las iluciones a la frustración, 2009, 10 de enero. Revisado en: 2010, 21 de septiembre [En linea] Blog Sin EVAsión. Disponible en: http://desdecuba.com/index.php?option=com_content&task=view&id=113&Itemid=40 "El transporte automotor carece de los medios necesarios para mantener el servicio. En gran parte está constituido por equipos retirados en otros países, pero en las condiciones operacionales de Cuba, con vías destruidas, sobrecargado y deficiente mantenimiento se deteriora con rapidez. En el interior, han sido sustituidos por vehículos tirados por animales, con riesgosas consecuencias epidemiológicas. Recientemente han llegado equipos chinos, que han mejorado el transporte, fundamentalmente en la capital y el traslado interprovincial, pero es reducido. Datos oficiales muestran que las empresas estatales especializadas transportaron 1,6 mil millones de pasajeros en 2007 frente a 2,7 miles de millones en 1990, cuando aún había serias deficiencias.

A este proceso de involución de la sociedad cubana no escapan la educación, la salud pública y la seguridad social. En la educación, además del acrecentamiento de los problemas por falta de recursos y la pérdida de medios e instalaciones, el personal docente calificado se ha marchado, y ha sido sustituido por jóvenes inexpertos, preparados en pocos meses. Como resultado ha caído abruptamente la calidad de la instrucción, lo que ya se ha reconocido oficialmente.

La salud pública ha enfrentado similares problemas, por la carencia de recursos, agravados por la exportación masiva de médicos, enfermeros y personal paramédico, especialmente a Venezuela. Esto se debe a no contar el país con otros bienes de exportación, al hundirse la industria azucarera y carecerse de otros productos exportables. Si bien esta operación al exterior posibilita un financiamiento indispensable a la economía, ha debilitado el servicio en general cuantitativa y cualitativamente, lo que se une al deterioro de las instalaciones y a la falta de medicamentos y otros recursos.

La situación de la seguridad social se ha tornado calamitosa. Más de la mitad del 1,5 millón de jubilados recibe una pensión de 200 pesos mensuales, equivalentes a 10 dólares US. Las autoridades han planteado una reforma del sistema con el aumento de la edad de retiro de las mujeres a 60 años y los hombres a 65. Además el tiempo de trabajo necesario para obtener la jubilación será de 30 años, o sea cinco más. Todos los trabajadores tendrán la obligación de contribuir con parte de su salario al financiamiento."


Libertad de prensa: Cuba 2009. Revisado en: 2010, 21 de septiembre. [En línea]. www.freedomhouse.com. Disponible en: http://www.freedomhouse.org/template.cfm?page=457 [2009]. "Se calcula que 2.1% de la población Cubana tiene acceso al intranet Cubano... Oficiales Cubanos regulan y monitorean muy estrictamente el uso de internet, con una sentencia de hasta 5 años de encarcelamiento si se conecta ilegalmente al internet y 20 años si se escriben artículos 'contra-revolucionarios' para páginas web extranjeras."


Sánchez, Yoani. Promesa rota. Revisado en: 2010, 21 de septiembre [En línea]. www.desdecuba.com/generaciony. Disponible en: http://www.desdecuba.com/generaciony/?s=promesa+rota&submit.x=0&submit.y=0&submit=Search [2010, 9 de septiembre]. "Me juré que nunca más hablaría de ese señor de barba cuidada y uniforme verde olivo que copó cada día de mi infancia con su permanente presencia. Con más de un argumento, apuntalé mi decisión de no referirme a Fidel Castro: él representa el pasado; hay que mirar hacia delante –a esa Cuba donde él ya no estará– y en medio de los retos del presente, aludirlo me parecía una distracción imperdonable. Pero hoy se coló de nuevo en mi vida con uno de sus característicos exabruptos. Me siento obligada a enfocarlo nuevamente después de sus declaraciones de que “el sistema cubano no funciona ni para nosotros mismos”, dichas al periodista Jeffrey Goldberg.

Si no recuerdo mal, por frases menores o similares expulsaron a muchos militantes del Partido Comunista y purgaron largas condenas innumerables cubanos. El dedo índice de quien fuera el Máximo Líder se dirigió sistemáticamente contra los que intentaron explicarle que el país no marchaba. Pero no sólo el castigo acompañó a los inconformes, sino que la máscara se nos convcontinuación, el aviso de marras enumeraba una significativa rebaja de precios por libra, de plátanos, yuca y boniato, como se puede irtió en ardid de sobrevivencia en una isla que él intentaba hacer a su imagen y semejanza. Simulación, susurros, dobleces, todo para ocultar la misma opinión que ahora el “resucitado” comandante lanza precipitadamente frente a un periodista extranjero."


Ciudadano cubano. Aviso de rebaja de precio. Revisado en: 2010, 21 de septiembre [En línea] www.desdecuba.com, Blog sin EVAsión. Disponible en: http://www.desdecuba.com/sin_evasion/ [2010, 21 de septiembre]"A continuación, el aviso de marras enumeraba una significativa rebaja de precios por libra, de plátanos, yuca y boniato, como se puede apreciar en la foto. Sin embargo, al acercarme al mostrador observé que en el establecimiento solo había aguacates pequeños medio magullados y algunos rastrojos de boniato. Ante mi pregunta, algunos compradores que allí había me informaron que esos serían los precios “cuando hubiese el producto”. En fin, que no había ninguno de los “rebajados”, aunque en días anteriores y durante varias semanas, me consta que hubo abundancia de esas tres viandas.

Desde entonces he pasado infructuosamente varias veces por la placita. Los noticieros han reportado la fabulosa cosecha de plátanos, una gran parte de los cuales se pudre en el campo por falta de transporte que los lleve hasta los sitios de venta. La imagen de las viandas descomponiéndose sobre la tierra contrasta con los mercados vacíos. Más de lo mismo. Por otra parte, frente a la significativa producción de viandas hay un gran déficit de otros productos de alta demanda popular, como el ajo, la cebolla, el pimiento, vegetales frescos y carne de cerdo, lo que demuestra que persiste la ineficacia de las estructuras y la incapacidad de satisfacer las necesidades de la población, entre otras numerosas causas porque las tímidas medidas oficiales que estimularon la producción agrícola no previeron la insuficiencia del transporte estatal para hacer efectiva la mercancía en los puntos de venta."


Puesto-de-viandas-aviso

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.